Sobre este blog

Cuando publique este blog, allá por el 2010, había una idea clara en mi mente: la confusión en torno al significado del término Software Libre es la causa principal para que su adopción por parte de los usuarios no sea mayor. El origen de esta idea radica en que si por parte de los usuarios hubiese una mayor demanda por aplicaciones libres, o en su defecto diesen mayor importancia al uso de formatos libres, la industria del software no tendría más alternativa que adaptarse a la demanda del mercado, y daría mayor impulso al desarrollo de Software Libre y al uso de Formatos Libres.

Hoy en día, con el impulso que la crisis mundial imprimió a la adopción de Software Libre por parte de entes gubernamentales y empresas, se observa claramente que la industria del software esta dando mayor importancia a la compatibilidad con Formatos y Sistemas Libres, por lo que esta idea ha ganado peso. Sin embargo, para ese entonces dedicaba largas jornadas en algunos blogs a intentar aclarar errores conceptuales en las participaciones de otros lectores, convencido de que estos lectores, que a su vez eran usuarios de Software Libre, solo estaban mal informados.

No logre nada con mis esfuerzos, más que verme envuelto en interminables flame wars. Y no podía más que pensar en que si estas eran las personas de las que los usuarios recibían información sobre que cosa es Software Libre, sumado a que los sitios web dedicados al Software Libre en su mayoría se limitan a publicar noticias y/o tutoriales, el número de usuarios preocupados por su libertad no aumentará lo suficiente como para que los grandes fabricantes y diseñadores de software vea en el Software Libre un negocio.

Fue esto lo que me motivo la existencia de Pensamiento Libre; quiero que exista un lugar en la red donde las personas que buscan información sobre que cosa es el Software Libre se enteren de que el Software Libre no se trata sino de la libertad que este proporciona a los usuarios dándonos el control de nuestra vida informática, no porque no existan, sino porque son pocos y es necesario que cada día sean más los que hablemos de esto.