¿Cuanto importa realmente la libertad de uso que proporcionan las licencias de software libre?

He decidido el día de hoy hacer una entrada de opinión, me había resistido a hacerlo porque la verdad es que la opinión de quien esto escribe vale lo mismo que puede valer la opinión de cualquiera, por lo que me había limitado a presentar hechos, dado que contra ellos nadie puede discutir. Sin embargo, muchas veces es necesario aproximarse a lo humano para poder comprender el verdadero impacto que algunas cosas pueden tener en nuestras vidas.

Una de las razones por las cuales es tan complejo el explicar la importancia del software libre, es que la mayoría de los usuarios no son programadores, por lo que se recurre constantemente a metáforas que le permita al usuario no programador hacerse una idea de lo que se esta hablando.

Probablemente, la metáfora más cercana a explicar las ventajas del software libre, es la de las recetas de cocina. Cocinar y programar tienen mucho en común, porque se sigue una serie de instrucciones en un orden preciso a fin de conseguir un resultado, y si se varían los pasos o se cambian, se obtiene algo completamente nuevo.

Lamentablemente cuando se habla de comida, la actitud de muchos comensales es parecida a la de una gran cantidad de usuarios frente al software: ¿Realmente importa si se sabe o no como ha sido preparada la torta? Yo lo que quiero es comerla. Son pocas las personas con necesidades especiales que le hagan preocuparse por la preparación de los alimentos, así como son pocos los usuarios que realmente tienen necesidades que le hagan preocuparse por el comportamiento de la computadora y el modo exacto en que hace las cosas.

Así como en forma general solo a quien cocina le importa la receta y el como se ejecutan los pasos para llegar al producto deseado, generalmente solo al programador le importa como la computadora ejecuta el programa de forma que el resultado sea el esperado. Entonces, ¿por qué ha de preocuparse el usuario no programador por como funcionan los programas? En todo caso igual se come la torta, sea que esta termine indigestandolo o no.

Hace unos años atrás, junto con un grupo de amigos me dedicaba a practicar ciclismo de montaña. No hay cerca del lugar en el que vivo muchos lugares donde se pueda practicar este deporte, así que recorrimos muchas veces los mismos caminos. Uno en particular pasaba junto a una boca de visita de una tubería proveniente de una represa relativamente cercana, que suministra agua potable a una zona de la ciudad en la que vivo. Esta instalación es custodiada por una persona -que no muchas veces logre ver en el lugar- y por un perro atado con una cadena suficientemente larga para alcanzar a cualquiera que intente acercarse. Con el tiempo aprendí cuanto podía acercarme al perro sin que este pudiese lastimarme, esa cadena me daba control sobre el perro.

Perro amarrado

Cuando comencé a usar software libre, hacia bastante que conocía de su existencia y ya había leído bastante como para saber de que se trataba, o al menos eso es lo que yo creía. Una de las primeras cosas que hice fue unirme a uno de los muchos foros de usuarios que existen -no porque necesitara ayuda, ya que a mi siempre me ha funcionado perfectamente GNU/Linux, así como todas las aplicaciones libres que utilizo- sino porque según entendía, el software libre es comunidad y colaboración, lo cual es verdad pero es solo unos de los aspectos de los muchos que conforman la idea del software libre.

La cosa es que en una de mis primeras intervenciones en el foro, me di cuenta de que no tenia muy claro aun de que iba esto del software libre. Por ello comencé a buscar más información, necesitaba encontrar respuesta a las preguntas: ¿Como puede un programa quitarle a alguien su libertad? y ¿de qué libertad estamos hablando exactamente?

De las respuestas a ambas preguntas ya he hablado bastante en las entradas anteriores, pero aun cuando contaba con esa información, seguía sin comprender el significado real de esto. Ciertamente, poder hacer uso de un programa con cualquier propósito te da absoluto control de tu informática, pero ¿qué es lo que esto tiene que ver con la libertad? Porque salvo que amarraran la computadora a mi tobillo cual grillete, no terminaba de comprender como perdía la libertad, ya que con software libre o sin el, todo aquel que se sienta frente a una computadora hace lo que quiere hacer -o eso cree-, la apaga y luego se va.

Pensando en estas cuestiones, un día me acorde de aquel perro y de como luchaba por morderme cada vez que pasaba a su lado, imagine que lo más duro para aquel animal, no era el ser incapaz de morderme, sino el no poder ir a donde quisiera estando en un lugar donde había tanto para explorar. Luego me pregunte que pasaría si el perro no estuviese consciente de la cadena, sino estuviese en ese lugar sino en el jardín de una casa con una cadena lo suficientemente larga para ir a cualquier lugar dentro del jardín; si el perro jamás intentase siquiera salir de allí, ¿estaría consciente de que esta amarrado? ¿Podría saber que no es libre?

Fue entonces cuando finalmente lo comprendí, el usuario de software privativo es como ese perro con la cadena suficientemente larga para moverse dentro de todo el jardín, que nunca siquiera se plantea que el programa que usa a diario pueda hacer otra cosa, no se da cuenta de que no es libre, porque hasta donde entiende es capaz de hacer en su computadora cualquier cosa que se proponga y solo aquellos que han intentado salir del jardín saben que están atrapados.

Para el usuario de software libre, aun cuando este no sepa programar, el panorama es completamente diferente, porque cuando necesite salir del jardín, bien puede aprender a programar o puede buscar a alguien que extienda la cadena un poco más para llegar hasta donde él lo requiere. Además el uso de software libre le garantiza que miles de ojos están viendo el código fuente de los programas que usa, y si este tuviese alguna función que pudiera dañarlo, alguien en algún momento la encontraría y el autor de esta sería desenmascarado frente a la comunidad, cosa que con el software privativo jamás pasaría.

Pero la importancia de la libertad de uso que se nos otorga a todos los usuarios de software libre, va más allá de este simple hecho. La libertad de uso permite que las personas que tienen el conocimiento y las habilidades técnicas sean capaces de crear cosas nuevas a partir de cosas que ya existen, con lo que la innovación se da muy rápidamente, generando a gran velocidad más beneficios para la sociedad de los que se pueden obtener mediante la creación de software privativo y la apropiación del conocimiento.

Es aquí donde radica la verdadera importancia y fuerza del software libre, en que cada persona que tenga la posibilidad de innovar lo haga, sin tener que preocuparse porque el conocimiento le pertenezca a otro.

Anuncios

Acerca de Henry D. Sierra R.

Buscador de la Verdad, Ingeniero Electrónico y entusiasta del Software Libre.
Esta entrada fue publicada en Reflexión. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Cuanto importa realmente la libertad de uso que proporcionan las licencias de software libre?

  1. LEGION dijo:

    Coincido en todo, muy bien redactado.

    Solo que Linux es una verdad acompañada de muchas mentiras: Para empezar programar en Linux no es fácil y no lo es porque la documentación para tal fin es limitada de forma intencional, el código fuente siempre es presentado en forma de espagueti con toda la intención de retardar su desarrollo o cambio. Dejando fuera a cualquier aficionado, con el fin de estar al alcance solo de grandes empresas.

    Algún día todo el software sera gratis (Microsoft no desaparecera), y el costo a los países por no involucrarse se reflejara como nunca en su economía, pues los inversionistas seguirán invirtiendo en EU, ya que es en este país donde se desarrolla actualmente la mayor parte.

    Así pues, es de suma importancia que todo usuario de Linux pase a ser un programador y mas importante aun, que pase a ser un contribuyente de la documentación para tal fin.

    Me gusta

    • hsierra dijo:

      Solo que Linux es una verdad acompañada de muchas mentiras: Para empezar programar en Linux no es fácil y no lo es porque la documentación para tal fin es limitada de forma intencional, el código fuente siempre es presentado en forma de espagueti con toda la intención de retardar su desarrollo o cambio. Dejando fuera a cualquier aficionado, con el fin de estar al alcance solo de grandes empresas.

      Ninguna de estas dos cosas me consta, me refiero a que la documentación sea limitada intencionalmente, y que el código se presente en forma de espagueti (esto si, según tu opinión) a fin de retardar el desarrollo y el cambio de las aplicaciones.

      Sin embargo una cosa es cierta, ningún programador novato va a comprender el código solo al verlo, sin embargo en mi opinión el problema no radica en la documentación insuficiente (aunque por supuesto, es un factor agravante) o en la falta de comentarios en el código, sino a su profundo desconocimiento sobre el funcionamiento de la computadora.

      Nuestras universidades se están ocupando de crear programadores, que simplemente se limiten a usar las herramientas disponibles. Son muy pocos los que hoy en día saben lo que pasa dentro de la computadora, cuando esta ejecuta determinada instrucción, menos aun serán capaces de comprender programas que interactúan directamente con el hardware como el núcleo Linux por ejemplo, aun cuando existiese toda la documentación necesaria para ello.

      Y este no es un problema que se limite al software libre, un novato será igualmente incapaz de comprender el funcionamiento del núcleo de Windows, si pudiese verlo. Es inevitable para el programador novato el que se enfrente a un largo y arduo aprendizaje, si es que desea modificar aplicaciones que llevan muchos años en desarrollo.

      Reconozco que existen muy buenas herramientas privativas que le permiten a muchos programadores novatos hacer muy buenas aplicaciones, aun cuando no sepan realmente como funciona su programa, o mejor dicho la parte del programa que la herramienta crea por él. Y reconozco que esas herramientas no existen en el software libre, pero no puede haber libertad creando dependencia.

      Me gusta

      • LEGION dijo:

        En fin, yo estoy mas que a favor del open source, pero este tiene que tener reglas pues de otra forma con el tiempo esta libertad se perderá o deformara y es responsabilidad de todos conservarla y protegerla.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s